Modo de respiración artificial CCSV

Ventilación sincronizada con las compresiones torácicas

CCSV cortometraje

Soluciones: Modo de respiración artificial CCSV

Cuando el corazón y los pulmones laten a la vez CCSV

CCSV

El nuevo modo de respiración artificial CCSV (ventilación sincronizada con las compresiones torácicas) de WEINMANN Emergency revoluciona la reanimación.

Tenemos muchos años de experiencia en el ámbito de la respiración artificial de urgencia y durante el transporte, y participamos en proyectos de investigación científica. Uno de los resultados es la innovación para la ventilación de reanimación: CCSV.

En el modo CCSV se genera un impulso de ventilación por cada compresión torácica. De este modo, no puede salir volumen de gas de los pulmones y la presión en el pulmón ayuda durante el masaje cardíaco. Un indicador de frecuencia ayuda al usuario a mantener la frecuencia de compresión óptima. Una ventaja de la CCSV es que el modo de respiración asistida se puede utilizar con cardiocompresores.

Ventajas con la CCSV

  • Detección automática de las compresiones torácicas

  • Masaje cardíaco sin interrupciones

  • Se puede utilizar con cardiocompresores

  • Se puede integrar fácilmente en el proceso de reanimación estándar

  • Aumento de la presión arterial

  • Mejora del intercambio de gases

  • Aumento de la circulación sanguínea

 

¿Tiene alguna pregunta? Eche un vistazo a nuestras preguntas frecuentes sobre CCSV. 

IR A PREGUNTAS FRECUENTES

Resuscitation with CCSV

CCSV

En comparación con la ventilación convencional durante la reanimación

Respiración artificial convencional en 30:2: Durante el masaje cardíaco, el corazón y los vasos pulmonares que se encuentran en el tórax se comprimen mientras que, al mismo tiempo, sale volumen de gas de los pulmones y, con ello, también presión.

Respiración artificial en el modo CCSV: En la fase de compresión en el modo CCSV, los impulsos de ventilación se realizan de forma sincronizada con la compresión torácica (manual o mecánica). Esto hace que no pueda escapar volumen de gas del tórax. Aumenta la presión intratorácica.

Las ventajas son un aumento de la presión arterial, un aumento de la circulación sanguínea y una mejora del intercambio de gases. En la fase de descompresión se pasa a la espiración y sale el aire del pulmón. Al mismo tiempo, disminuye la presión en la zona intratorácica y el retorno venoso al corazón puede fluir libremente.

Hasta ahora no existía un «auténtico» modo de ventilación de reanimación.


Markus Reichenbach

Paramédico jefe y director de base en Mollis (GL)

Conozca más